CONSEJOS
  • ¡Domina los elementos! Al usar electricidad sobre una superficie acuática, electrocutarás a todos los que estén sobre ella.
  • También podrás usar los kits de desarme de trampas con minas y fosos de gas.
  • Acércate sigilosamente a la gente para escuchar conversaciones que no deberías oír.
  • Para examinar a un personaje, abre el menú de acción y usa Examinar. Cuanto mayor sea tu nivel de Sabio, más detallada será la información a la que tendrás acceso.
  • Al usar dos armas, la de tu mano menos hábil sufrirá una penalización de daño del 50%. Para reducirla, invierte puntos en Empuñar dos armas.
  • Muchos objetos y aventuras están ocultos fuera del camino principal.
  • Uno de los modos más rápidos de poner fin a tu aventura será atacando a los guardias en una ciudad.
  • En la ventana de inventario, arrastra objetos y suéltalos sobre otros para crear objetos nuevos.
  • Las habilidades sufren penalizaciones o bonificaciones según tus características básicas. Cuanto más poderosa sea una habilidad, más poder tendrás que tener para darle un uso óptimo.
  • Busca siempre equipo nuevo e interesante. No les harás nada a los demonios con una espada vieja y oxidada.
  • El talento Amigo de los animales te permitirá hablar con todo tipo de criaturas. Guau, guau. Muuu.
  • Aumenta tu aptitud para aprender nuevas habilidades investigando dicha aptitud en una escuela particular.
  • Los hechizos reaccionarán con el entorno, así que úsalo en tu beneficio.
  • El agua se puede convertir en hielo si usas hechizos congelantes, o bien en una nube de vapor si usas fuego.
  • Asigna tu varita a la barra rápida para usar las habilidades vinculadas.
  • Una criatura con una resistencia elemental superior a 100 se regenerará con ese elemento.
  • La mayoría de la gente a la que te encontrarás estará dispuesta a comerciar contigo. Incluso un simple campesino podría tener algo interesante que vender.
  • Puedes abrir puertas y cofres con una ganzúa o con la llave apropiada, aunque también puedes usar la fuerza. Sin embargo, este último caso, tu arma se dañará mucho más rápido.
  • Los comerciantes de tu Fortaleza serán los únicos que vendan determinados libros de habilidades únicos.
  • Si sueles perder de vista a los personajes durante el combate, entra en el menú de Opciones y activa los contornos de los personajes.
  • Si interactúas con los lugareños colocándote detrás de ellos en modo sigilo, podrás rebuscar en sus bolsillos.
  • ¡Teletransporta cosas! Reubica a los enemigos sobre superficies peligrosas, coloca los barriles explosivos más cerca de tus rivales o aleja a tus aliados del peligro.
  • Las superficies de pringue no solo envenenan a todo el que esté sobre ellas, sino que, además, son muy inflamables. Avanza con cuidado.
  • Si no te gusta rascarte el bolsillo, siempre puedes crearte tu propio equipo.
  • No olvides reparar tu equipo si quieres que te dure.
  • Hoy, eres mago. Mañana, serás mago de batalla. Tus características iniciales no te condicionarán para el resto del juego.
  • Si usas electricidad en una nube de vapor, podrás convertirla en una nube de estática ¡que podrá electrificar a los enemigos!
  • Si te quedas sin dinero, ¡comercia! Intercambia objetos de tu inventario para igualar el valor de un objeto que quieras y te resulte demasiado caro.
  • No podrás atacar a los enemigos que estén entre nubes, a menos que estén muy cerca de ti.
  • Podréis luchar solos, pero no hay motivo para hacerlo. Habrá todo tipo de aliados deseando unirse a vuestro equipo.
  • No seáis tímidos y hablad con todo el mundo. Tanto ciudadanos como enemigos pueden estar dispuestos a compartir sus historias.
  • Encuentra o compra libros de habilidades para aprender habilidades nuevas.
  • No subestimes los pergaminos. Si los usas en el momento adecuado, esos pedacitos de papel podrían llegar a cambiar el devenir de una batalla.
  • Los comerciantes se reabastecen cada hora o cada vez que un personaje del equipo sube de nivel.
  • Las flechas y los proyectiles mágicos atravesarán a tus compañeros sin hacerles daño, pero las explosiones y los efectos de área afectarán a todo el mundo.
  • Si un combate te está obligando a dar lo mejor de ti, siempre podrás huir y volver cuando tengas más preparación.
  • Podrás añadir marcadores al mapa para recordar los combates que deseas afrontar, las pistas que deseas recordar o las misiones que deseas completar.
  • El alcance de los arcos y las ballestas parece ilimitado, pero la precisión empezará a decaer a partir de determinada distancia.
  • Si una habilidad cuesta demasiados puntos de acción, sáltate ese turno. Los puntos de acción no invertidos se conservarán para el turno siguiente.
  • Incluso aunque se lo merezca, matar a alguien a plena luz del día sin duda hará llamar la atención de los guardias.
  • La lava es letal. Una superficie de lava no puede ser destruida ni transformada. Si ves lava, sabrás que es un buen momento para irse a… cualquier otra parte.
  • Podrás aumentar tu fuerza para mover objetos pesados. También vale invertir puntos en Telequinesis.
  • El número de habilidades que puedes memorizar es limitado.
  • Recordad que todos los aldeanos, guardias y enemigos tendrán sus propias alianzas. Si atacas a uno, puede que acabes teniendo que enfrentarte a todos.